MESES SIN INTERESES


MEXICO GLOBALIZADO

En las presentaciones, cursos y conferencias que he dado por ¡Auxilio! ¿Qué hago con mi tarjeta de crédito? me he dado cuenta de que hay confusión frente a los meses sin intereses. Trataré de aclarar el punto. Quien desee profundizar, puede consultar las p. 29-33 del libro.

 

En general, cuando se pide un crédito hay dos partes involucradas: el deudor, es decir quien recibe el dinero prestado, y el acreedor, que presta ese dinero. Eso es siempre, sea una hipoteca, un préstamo para auto, etcétera. En el caso de la tarjeta, el emisor, el que nos la da, es el acreedor. Puede ser un banco o una tienda. En el ejemplo hablaremos de un banco.

 

Crédito

 

DEUDOR --- ACREEDOR

 

En una compra a meses sin intereses además del deudor y del acreedor hay un tercer involucrado: la tienda que ofrece la mercancía a plazos sin intereses. El emisor de la tarjeta hace un trato con ella: tú das a mis tarjetahabientes tu mercancía a meses sin intereses y yo te entrego a ti el dinero de los abonos cada mes.

 

Crédito a meses sin intereses

 

TIENDA --- DEUDOR --- ACREEDOR

 

Por ejemplo, la tienda dice “llévate esta pantalla plana y te doy 18 meses sin intereses.” Eso significa que uno se lleva su producto al instante, ve el mundial nítidamente y paga 500 pesos al mes durante año y medio. Si lo hace así, no desembolsa ni un centavo de interés porque está siguiendo las reglas del juego, está pagando lo que se comprometió y usando a la tarjeta como medio de pago. Hace unos años hubiera ido cada mes a la tienda a pagar o el abonero hubiera llegado por los 500 pesos en efectivo.

 

Ahora en vez de ir a pagar o que llegue el abonero a tocar, el banco nos avisa que debemos ese abono en el estado de cuenta de la tarjeta, junto con el listado de cosas para las que hayamos usado la tarjeta y le pone: “pago mínimo 100 pesos”. ¿Qué está diciendo? “Por todo lo que me debes, me necesitas dar cuando menos 100 pesos para conservar vigente tu crédito, pagar intereses, comisiones e IVA”. Si uno paga sólo los 100 pesos está dando eso, lo mínimo, pero no está mandando su dinero a la tienda. Está tomando un crédito con el banco.

 

¿Por qué el banco no pone “pago mínimo 600 pesos”? Porque el pago mínimo es LO MENOS que debemos pagar, no el total de lo que debemos. Además, el banco aún no nos ha prestado los 500, sólo nos ha prestado para las otras cosas que tengamos en la tarjeta y nos pide que le entreguemos el dinero que es de la tienda. Para cumplir con las reglas del juego, tendríamos que dar cuando menos 600 pesos, 500 de la tienda y 100 de pago mínimo.

 

Si sólo pagamos los 100 pesos, el banco le da a la tienda los 500 pesos, pero como no los enviamos, nos presta para que cumplamos el compromiso que nos echamos encima al contratar los meses sin intereses.

 

Al siguiente mes, debemos los 500 pesos que nos prestó –con intereses- el banco, más 500 pesos del nuevo abono que debemos dar a la tienda. Es decir, más de 1,000 pesos. Si así hacemos cada mes, la pantalla plana se vuelve muy cara y nos sentimos engañados.

 

Nadie nos engañó. Para seguir con el ejemplo, cuando la tienda ofrece 18 meses intereses está diciendo “te ofrezco que si me pagas en 18 meses no te cobro intereses”. No dice “nunca te voy a cobrar intereses”.

 

Si no abonamos completo el pago del mes, la tienda no nos dice nada porque el banco nos presta la diferencia y nos cobra los intereses del crédito que le estamos pidiendo. Sucede lo mismo que si usamos la tarjeta para cualquier otra cosa: cada vez que la usamos estamos pidiendo un préstamo.

 

Si uno compra algo a meses sin intereses y no quiere pagar extra, lo que hace es DAR COMPLETO EL ABONO DEL MES, los 500 pesos, además de lo que tenga que pagar a la tarjeta. Si lo hace así, disfrutará de los 18 meses sin intereses. Si no, la deuda crecerá a pasos agigantados porque mes a mes en vez de pagar sin intereses está pidiendo al banco por segunda vez el crédito de la pantalla plana.

 



--
AVISO
El libro ¡Auxilio! ¿Qué hago con mi tarjeta de credito? está en Liverpool, Gandhi, Restaurantes California, El Sótano, Sanborns y en Amazon.com


Los domingos 4 y 11 de julio daré un curso en Gandhi de Miguel ángel de Quevedo, de las 12 a las 14 hrs (de 12 a 2). Será de 4 horas en total, dos cada sesión. Como está subsidiado por Gandhi sólo cuesta $100 sesión y para los que son Página 1, el club de la Librería, $70. Estoy segura de que los participantes encontrarán más de una sugerencia útil, aunque no tengan deudas.