CLASES DE MUSICA DE HERNAN


MEXICO GLOBALIZADO

Inicio los escritos de este 2011 con una entrevista a mi hijo Hernán Mejía Silva (HMS), quien emprende actividades como profesionista independiente en su rama, es decir como maestro particular de música. Su idea es ir al domicilio de amigos y conocidos que, independientemente de su edad, estén interesados en tocar guitarra, bajo o piano y aprender por nota o de oído. También desea dar clases de historia de la música y de materias similares.

Les pido que si están interesados en clases de música o conocen a quien lo esté, viva en el DF o alrededores y sea serio y confiable como Hernán, por favor lo tomen en cuenta. Es una buena opción. Les trasmito nuestra conversación.

 LMS: Ahora que estás a punto de recibirte de compositor ¿Por qué te interesa dar clases particulares de música?

HMS: Por experiencia sé que dar clases ayuda a reafirmar e incrementar el conocimiento. La gente que no está íntimamente ligada a la música por lo general tiene inquietudes distintas a las de las personas que estudian la materia y eso abre nuevas perspectivas al músico.

Por otro lado, si quien toma las clases es alguien que tiene conocimiento musical, resulta ser una experiencia muy enriquecedora pues todos tenemos una aproximación distinta y una forma única de comprender este arte. A lo largo del tiempo he visto que compartir las experiencias de aprendizaje ayuda mucho a comprender la forma en la que uno percibe la música y así se puede ampliar y enseñar el arte musical una manera mucho más efectiva. En pocas palabras, todos aprendemos de manera distinta y es responsabilidad del maestro encontrar la forma adecuada para comunicarse con cada alumno.

LMS: He visto que eres paciente y logras que la gente aprenda lo que quieres trasmitirle. Pienso que eso te permite tener clientes de todas las edades, pero me gustaría saber ¿Qué tipo de alumnos quieres tener? ¿Qué puedes ofrecerle a los jóvenes, a los adultos y a las personas mayores? ¿Te gustaría enseñarle a niños?

HMS: Creo que siempre que se intenta enseñar algo uno no puede darse el lujo de desesperarse, sobre todo porque si el alumno no está captando algo seguramente es culpa del maestro. Esto lo digo en el caso de una clase particular donde los distractores son fácilmente identificables.

El tipo de alumno que espero tener es el que esté dispuesto a aprender, el que tenga curiosidad por la música y que mantenga una práctica constante. Si no es así, generalmente el propio alumno termina por autodescartarse.

Lo que puedo ofrecer al alumno es adaptarme a lo que quiera aprender y, junto con él, encontrar la forma de aprender y disfrutar la música, así como buscar nuevas cosas que le gusten dentro de la materia, además de encaminarlo a un método de aprendizaje propio, que le funcione y que lo vuelva independiente.

Los niños son una experiencia muy interesante, aprenden prácticamente lo que sea. En la música eso plantea un reto al maestro, pues puede transmitirle sus defectos sin darse cuenta. Por eso, durante la carrera llevé cursos de pedagogía infantil con la maestra María Antonieta Lozano. Estoy capacitado para dar una buena clase de introducción musical a niños pequeños.

Con la gente joven he tenido experiencias muy gratas porque conocen música distinta a la que estoy acostumbrado y generalmente tienen objetivos muy específicos, lo cual si se complementa con el conocimiento que uno tiene y se logra una retroalimentación muy dinámica, se avanza mucho.

El interés de los jóvenes en la música suele ser mucho más profundo, por lo cual es mucho más fácil captar su atención. Con esto se inicia una búsqueda de cosas nuevas para ambas partes, esto es de gran provecho pues se logran desarrollar temas que en algunos casos se ignoraban o se consideraban lejanos.

LMS: Según tu experiencia ¿Hay alguna edad en la que uno ya no pueda aprender música?

HMS: Afortunadamente la música es algo que se puede aprender a cualquier edad, aunque honestamente mientras más pasa el tiempo, cuesta un poco más de trabajo, pero esto no hace que se vuelva tarea imposible, sólo requiere un grado mayor de atención. Eso, el tener que poner más atención, es bueno si se es adulto, pues hacer cosas distintas a las acostumbradas fortalece la mente.

Si se es niño, aprender música crea vías de aprendizaje muy valiosas para el futuro, tanto por el lado de la expresión musical, del desarrollo de la mente y de la coordinación motriz, como en materia de compromiso: nadie que goce de interpretar música descuida su instrumento. Con la formación musical el niño aprende a responsabilizarse, a comprometerse.

LMS: Sin pretender ocultar la subjetividad que tengo en mi apreciación de tu trabajo porque eres mi hijo y soy "mamá cuervo", siento que tocas bien tanto la guitarra, como el bajo y el piano. Tuviste buena formación en el CIEM y en el Centro Nacional de las Artes, tus escuelas, con tus maestros particulares y practicas con regularidad, tanto con tu conjunto como tú solo. ¿Qué tipo de música quieres enseñar? Los alumnos ¿Deben saber notas o pueden tomar las clases quienes sólo estén interesados en aprende a tocar de "oído"?

HMS: Gracias por el comentario, para mi el primer paso al éxito es convencer a la “gente de casa” así que lo que dices es un gran cumplido.

El tipo de música es una decisión que me gusta dejarle al alumno, por lo general ellos saben específicamente lo que quieren aprender.

En general siempre es mejor enseñarle al estudiante a leer y escribir música, pues el lenguaje musical es universal como las matemáticas, así que le ayudar a abrir una gran puerta a quienes aprenden a manejarlo bien, pero la gente que no está interesada en esto también es libre de explorar otros métodos que con gusto podemos manejar.

LMS: Además de enseñar a tocar instrumentos ¿Te interesaría formar algún grupo de historia de la música? ¿Alguno de solfeo?

HMS: El solfeo, que consiste en saber leer e interpretar las instrucciones dentro de una partitura, así como las figuras rítmicas, el nombre de las notas, su duración y entonación, se maneja dentro de las clases de instrumento pues es necesario para tener una buena ejecución musical. Siempre se puede profundizar en éste y si el alumno así lo decide, se hace con mucho gusto. También se pueden abordar temas de armonía y melodía, que son, junto con el solfeo, los cimientos de la música.

La historia de la música es un tema fascinante que me gustaría impartir pues sería un gran reto. Afirmo que es fascinante por lo ligada que está con la historia social y con el desarrollo de la humanidad en sí.

LMS: ¿Cómo se pueden poner en contacto contigo quienes estén interesados en las clases?

HMS: Se pueden poner en contacto conmigo vía mail o por teléfono:

hernanmsilva@gmail.com

044 55 13 74 78 98.

Gracias por la entrevista y por tu tiempo. Espero esto le sea de interés a muchas personas, pues creo que México necesita fortalecer su lado artístico y la gente que siempre quiso aprender música y que por alguna razón no pudo, tiene tanta oportunidad de hacerlo como una persona joven que quiere iniciarse en ese camino o simplemente aprender a tocar un instrumento para enriquecer su vida.

LMS: Gracias a ti por la entrevista. Sé que es difícil por la relación filial, pero además de que es una forma de decirle a los amigos que les recomiendo a un excelente y serio maestro de música, que conozco bien, como sabes estoy convencida de que el trabajo por cuenta propia es una opción viable y cada vez más difundida, sobre todo para las personas de tu generación. De todo corazón te deseo mucho éxito. Que la pases muy bien porque eso hará que la experiencia de enseñanza-aprendizaje sea de lo mejor para tus alumnos y para ti.