Sucesión Presidencial


MÉXICO GLOBALIZADO Luz María Silva

 Ante la preocupante situación actual, en la que el Presidente de la República ha perdido el respeto de la ciudadanía, lo que vuelve a México un país cada vez más difícil de gobernar, con un desgaste sociopolítico cada vez más parecido al que tuvieron diversos gobiernos del siglo XIX, cuya salida condujo siempre a la lucha civil, me pregunto qué pasaría si renunciara Enrique Peña Nieto.

Dos ejemplos contemporáneos muestran dos caminos diferentes: España que, sin gobierno, tiene gobierno y al final del camino una persona, el rey, que de ser necesario, en el tiempo legal, asumirá las funciones que conducirán a que haya un nuevo gobierno y Brasil, que por tercera vez en su historia usa el mecanismo de acusar de corrupción al político que quiere destituir, para removerlo. Así lo hizo con su emperador Pedro II en 1889, cuando los republicanos y los esclavistas decidieron cobrarle la abolición de la esclavitud; y en 1992, cuando removieron al presidente Fernando Collor de Mello. En esas dos ocasiones anteriores controlaron la violencia ¿Podrán ahora? ¿México tendría la capacidad de transitar una tercera vía, de manera pacífica y constructiva?

Reproduzco el artículo 84 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Mi fuente es muy confiable: el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. Lo aclaro porque en Internet hay muchas versiones del artículo, algunas sin fecha, y por ello están indistintamente el texto vigente y el anterior. Esa confusión puede ser bastante problemática en caso de necesidad. Así pues, la Constitución vigente dice (las mayúsculas son mías):

Artículo 84. En caso de falta absoluta del Presidente de la República, en tanto el Congreso nombra al presidente interino o substituto, lo que deberá ocurrir en un término no mayor a sesenta días, el Secretario de Gobernación asumirá provisionalmente la titularidad del Poder Ejecutivo. En este caso no será aplicable lo establecido en las fracciones II, III y VI del artículo 82 de esta Constitución.  (Reformado mediante Decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el 9 de agosto de 2012) 

Quien ocupe provisionalmente la Presidencia no podrá remover o designar a los Secretarios de Estado sin autorización previa de la Cámara de Senadores. Asimismo, entregará al Congreso de la Unión un informe de labores en un plazo no mayor a diez días, contados a partir del momento en que termine su encargo.  (Reformado mediante Decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el 10 de febrero de 2014) 

Cuando la falta absoluta del Presidente ocurriese en los dos primeros años del período respectivo, si el Congreso de la Unión se encontrase en sesiones y concurriendo, cuando menos, las dos terceras partes del número total de los miembros de cada Cámara, se constituirá inmediatamente en Colegio Electoral y nombrará en escrutinio secreto y por mayoría absoluta de votos, un presidente interino, en los términos que disponga la Ley del Congreso. El mismo Congreso expedirá, dentro de los diez días siguientes a dicho nombramiento, la convocatoria para la elección del Presidente que deba concluir el período respectivo, debiendo mediar entre la fecha de la convocatoria y la que se señale para la realización de la jornada electoral, un plazo no menor de siete meses ni mayor de nueve. El así electo iniciará su encargo y rendirá protesta ante el Congreso siete días después de concluido el proceso electoral.  (Adicionado mediante Decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el 9 de agosto de 2012) 

Si el Congreso no estuviere en sesiones, la Comisión Permanente lo convocará inmediatamente a sesiones extraordinarias para que se constituya en Colegio Electoral, nombre un presidente interino y expida la convocatoria a elecciones presidenciales en los términos del párrafo anterior.  (Reformado mediante Decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el 9 de agosto de 2012) 

Cuando la falta absoluta del Presidente ocurriese en los cuatro últimos años del período respectivo, si el Congreso de la Unión se encontrase en sesiones, designará al presidente substituto que deberá concluir el período, siguiendo, en lo conducente, el mismo procedimiento que en el caso del presidente interino.  (Reformado mediante Decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el 9 de agosto de 2012) 

Si el Congreso no estuviere reunido, la Comisión Permanente lo convocará inmediatamente a sesiones extraordinarias para que se constituya en Colegio Electoral y nombre un presidente substituto siguiendo, en lo conducente, el mismo procedimiento que en el caso del presidente interino.  (Adicionado mediante Decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el 9 de agosto de 2012)

http://www.juridicas.unam.mx/legislacion/ordenamiento/constitucion-politica-de-los-estados-unidos-mexicanos#10634