TOPONIMIAS MEXICANAS (III)


MÉXICO GLOBALIZADO

 

En el artículo anterior llegamos al DF. Ahora vayamos a la siguiente entidad, en orden alfabético, a GUANAJUATO, en el corazón del Bajío, que es el centro del país. Hasta en eso se da nuestra costumbre de tener dos cosas diferentes y contradictorias para un mismo caso: México cuenta con dos centros geográficos: uno es Tequisquiapan, Querétaro, donde hay un monumento que conmemora el decreto presidencial de Venustiano Carranza dotándolo de ubicación: el Centro Geográfico de la República Mexicana.

 

El otro es el cerro del Cubilete, en Guanajuato, donde el templo de Cristo Rey dio nombre a la guerra de los Cristeros (1926-1929). Está a tiro de piedra de Silao, a cuyo municipio pertenece. Por el vapor que generaban las aguas termales de la cercana Comanjilla, Silao significa lugar de humaredas, tanto en náhuatl (Tzinacua) como en otomí (Tsinäkua). Al parecer  el nombre evolucionó a Sinaua, luego Silagua y finalmente llegó a su versión actual.

 

La zona es próspera y de actividad económica diversificada. Hace algunos años había una nevería deliciosa en el centro de la población, que ignoro si aún existe. En cambio, sé que su campiña sigue siendo fértil, su industria importante y las cuestiones ideológicas también. Me llamó la atención, al buscar datos para este escrito, que en la Enciclopedia de los Municipios de México, a cargo de cada estado, la historia de Silao termine en 1915, o sea no hubo Cristiada, que no se consigne que el Cristo que actualmente está en la cúpula del templo es el segundo, pues el primero fue destruido en 1928, y que entre los hombres ilustres no esté don Raúl Baillères, uno de los mejores empresarios que ha tenido nuestro país.

 

En cambio, en el municipio de Guanajuato está por ejemplo Diego Rivera, que siempre tuvo buen trato con don Raúl, aunque fueran tan diferentes. Uno dejó su huella en las instituciones que creó y levantó. El otro, en sus murales. Ambos contribuyeron con su granito de arena al México que tanto quisieron. Mientras sigamos empeñados en la división, difícilmente construiremos una sociedad próspera y educada que nos permita vivir en ese primer mundo que tanto añoramos.

 

Muy cerca de Silao, a la izquierda, está León, una urbe de gran importancia nacional e internacional, con su calzado, su zoológico, sus parques y sus templos, entre los cuales está la Basílica-Catedral Metropolitana de Nuestra Madre Santísima de la Luz patrona de la ciudad, cuyo culto fue propiciado por los jesuitas. Su metrobús (Optibus)  tiene varios años de funcionamiento exitoso. También cerca, a la derecha, está Guanajuato, urbe asentada sobre una gran barranca de plata, que da su nombre al estado. En otomí se llamó Mo-o-ti, lugar de metales; en náhuatl Paxtitlán, lugar de la paja, y en purépecha (tarasco) Quanaxhuato, que puede traducirse como lugar montuoso de ranas o como lugar de muchos cerros.

 

El papel de Guanajuato en la historia de México es fundamental, no sólo porque ahí inició la Independencia, sino porque su ubicación ha hecho que el estado y la ciudad estén involucrados en muchos episodios y personajes, así que escogí uno: Lucas Ignacio José Joaquín Pedro de Alcántara Juan Bautista Francisco de Paula Alamán y Escalada (1792-1853), conocido simplemente como Lucas Alamán.

 

Constitucionalista de Cádiz, empresario, fundador del Banco de Avío, líder del Partido Conservador, el Lic. Alamán odiaba al padre de la Patria porque el buen don Miguel, a pesar del curato, le coqueteaba a la mamá de don Lucas. éste, escribió muy mal de él en su Historia de México. Igualmente curioso es saber que como en su tiempo había gente interesada en profanar los restos de Cortés, en su calidad de apoderado de la familia, los emparedó en el hospital de Jesús, fundado por el conquistador, donde permanecieron ocultos hasta el final del sexenio de Manuel ávila Camacho cuando, por una restauración, fueron descubiertos. El último acto oficial del Presidente fue inaugurar la placa que aún cubre la tumba, en la pared del templo.

 

Allá por 1973, en una de las primeras ocasiones en las que hubo Festival Cervantino en la ciudad de Guanajuato (Patrimonio de la Humanidad desde 1988), tuve la oportunidad de ver de cerca a Salvador Novo. Fue en el Teatro Juárez, donde se representaba su obra Cuauhtémoc. Terminada la función, el ya anciano escritor, voluminoso de cuerpo y con cabello rojo-naranja, se puso de pie y nos pidió que permaneciéramos en nuestros asientos para que disfrutáramos de unos danzantes que había encontrado en el camino.

 

A don Miguel Hidalgo debe el pueblo de Dolores su complemento de Hidalgo y ser cuna de la Independencia, Dolores Hidalgo se llamó originalmente Cocomán, lugar donde se cazan tórtolas. Fue asiento de la Congregación de Nuestra Señora de los Dolores. En 1810 su párroco era don Miguel Hidalgo y Costilla. El buen cura nació en la hacienda de Corralejo, en Pénjamo, lugar de sabinos. En realidad no declaró la independencia, abolió la esclavitud.

 

GUERRERO se llama así en honor del insurgente Vicente Guerrero, quien llegó a la Presidencia tras el Motín de la Acordada, el primero de muchos, que sumieron al país en una serie de luchas civiles de 1828 a 1876. El nombre de su capital, Chilpancingo, viene del náhuatl, lugar de avispas, y Acapulco es el lugar donde hay cañas gruesas.

 

El bello puerto fue desarrollado turísticamente por el Lic. Miguel Alemán Valdés a instancias de su ex profesor en la UNAM, Ramón Beteta cuando, siendo subsecretario de Hacienda y el discípulo titular de Gobernación del gobierno de ávila Camacho invitó a su casa en la playa a don Miguel y con ayuda de la belleza del paisaje lo convenció: Aquí en Acapulco el turismo se vería como la actividad principal. Es un sitio de clima privilegiado, con un paisaje paradisíaco, un pueblo de pescadores que tiene una historia antigua, tanto que se remonta a la Colonia, a 1565, a la llegada de la primera Nao de China. En Veracruz el turismo sería una más de las actividades económicas, no la única ni la más importante, pues los ingresos de los jarochos son de origen agroindustrial y de todas las ganancias que se derivan del comercio y los servicios del puerto de entrada más importante de México.

 

Años después el Lic. Alemán diría, como producto de su experiencia: Sólo conozco tres formas de atraer el turismo. primero con promoción, segundo con más promoción y tercero con promoción de lo promovido. Sin duda su regla es aplicable a muchos ámbitos del comercio y los servicios.

 

A Guerrero se remontan las raíces de la familia creadora de la gelatina D’Gari, empresa 100% mexicana. La gelatina del niño o de la bolsita tiene tras de sí más de 50 años de trabajo. Es la más importante del mercado nacional, de donde desplazó a las trasnacionales. Hoy exporta a EUA, Venezuela, Costa Rica y Panamá.

 

HIDALGO se llama así en honor de don Miguel. Pachuca, su capital, tiene el nombre náhuatl Patlachiuhcan, quizá lugar estrecho, quizá lugar de gobierno. Construida sobre la Njünthe otomí, se conoce ahora por ser la cuna del futbol, traído a México por los ingleses dedicados a explotar las minas de la región. También a ellos se debe el famoso reloj de Pachuca, cuya maquinaria fue realizada en la misma fábrica que el Big Ben de Londres.

 

JALISCO se deriva del náhuatl Xali, arena e Ixco, superficie. Su capital, Guadalajara, del árabe Wad-al-hidjara, río que corre entre piedras y se llama así porque Nuño Beltrán de Guzmán, su conquistador, nació en la urbe española del norte de Castilla La Mancha. En la mexicana nació parte de mi familia paterna y por eso tengo un gran afecto por esa ciudad.

 

Puerto Vallarta recibe nombre de Ignacio Luis Vallarta (1830-1893) jurista y político mexicano que combatió en la guerra de Reforma, fue ministro de Gobernación con Juárez, gobernador de Jalisco, ministro de Relaciones Exteriores con Porfirio Díaz y presidente de la Suprema Corte de Justicia. En el mismo estado está Tequila. La tierra de nuestra famosa bebida recibe su nombre del náhuatl Téquitl, trabajo o encargo y tlan, lugar. También se interpreta como lugar donde se corta. Jalisco y Chiapas tienen su  Tonalá, término que viene del náhuatl Tonallan, lugar por donde sale el Sol.

 

Fuentes consultadas:

D’Gari. http://www.dgari.com.mx/

Festival Internacional Cervantino. http://www.festivalcervantino.gob.mx

INAH y Editorial Raíces. Arqueología mexicana. http://www.arqueomex.com

México desconocido http://www.mexicodesconocido.com.mx/interior/index.php

Ruel SA, Ingeniería Electromecánica. Silao. http://www.ruelsa.com/gto/silao/silao.html

Secretaría de Gobernación. Enciclopedia de los municipios de México http://www.e-local.gob.mx/wb2/ELOCAL/ELOC_Enciclopedia

Silva, Luz Ma. (1988). Las memorias del Club a través de sus socios (1946-1998). México, Club de Banqueros. 3 tomos.

Silva de Mejía, Luz Ma. (1988). Sociedad 1. México, NUTESA. 192 p.

Wikipedia. La enciclopedia libre http://es.wikipedia.org/wiki